Textos finalistas – Categoría niños (IV)

Primer puesto - Una oportunidad imperdible (para la seño), Jimena Belén Zurschmitten

Querida señorita Ángeles:
Hago esta carta, con el motivo de demostrar mi voluntad para ir a dichoso viaje espacial. Cuando la seño lo dijo en el aula pensé "Esto es para mí", espero usted piense lo mismo.
La escuela me encanta, aprender cosas nuevas, todavía más.
Viajar a marte, para mí, sería una oportunidad única e inigualable.
Creo que deberían escogerme porque, siempre presto atención en clase, y cualquier dato que me pidas de marte te lo digo al toque.
Porque llevaría lo justo y necesario, no tengo problema en usar la misma ropa varios días seguidos, y tampoco soy delicado con la comida.
Me gusta mucho cocinar, así que podría ser el cocinero sin ningún tipo de problema.
Miré muchas películas de acción, de esas que algo falla y quedan solos en el planeta (pero no pensemos en eso) por lo tanto puedo contribuir a la actividad de sobrevivir con mis técnicas.
Además, por otro lado, necesitarían a alguien gracioso y fachero como yo, si no todos se aburren, imaginate tantas horas con gente como decirte... nose...el Fabricio, ponele. Se te hace eterno con lo agrandado que es.
También sé poner orden, puedo buscar alguna que otra frase que muestre autoridad, seguro que en Google hay un montón.
Mira, te serviría de Cocinero, curioso, científico también si querés (también vi pelis de esas), llevaría poco equipaje, inteligente, salvaría a todos si se quedaran varados, de gracioso para que no se te aburran,de fachero para las fotos en los diario cuando salve a todos y te puedo servir de autoridad .
Me parece que vos me tendrías que mandar una carta suplicándome a mí.
Bryan.

-----------------------------------------------------
Bryan no supo porqué pero nunca quedó seleccionado.

Terror Adorable, de Malena Iadanza

Hay muchisimas personas que me tienen miedo. Muchisimos niños que no duermen por mi culpa, pensando en que voy a aparecer en sus habitaciones, cuando en realidad solo quiero estar en mi casa.

Como todos me tienen miedo, no se imaginan que yo le tengo miedo a algo. Se piensan que me creo superior, y nadie me podria vencer, porque soy muy terrorifica.

Me da verguenza decirlo, porque es un miedo algo tonto, pero la verdad es que no puedo aguantar mas sin decirlo. Le tengo miedo a los bebes.

Me atemorizan tanto. Gritan, lloran y encima ni siquiera hacen sus necesidades en el baño. Ademas, tuve malas experiencias con bebes. No se si es porque mi apariencia da mucho miedo o porque los bebes son malos de verdad.

El primer bebe con el que me encontre, me empezo a tirar sus jueguetes duros en la cabeza. Esos juguetes que son para morder cuando le salen los dientes. Me dolio la cabeza como por una semana.

La segunda vez, era un bebe que me empezo a tirar leche en los ojos de su mamadera. A veces me tiraba en los ojos, otras en mi vestido. Tuve olor a leche por tres dias, y veia borroso por dos semanas. Hubiera ido al medico, pero cuando sos una de las personas mas terroríficas, es muy dificil que un doctor no salga corriendo llamando a la policia.

La tercera vez, todo marchaba bien. Hasta que me vomito encima y se hizo pis encima mio. Tuve arcadas hasta fin de año, ya que, cada vez que me acordaba, me daba muchisimo asco.

Es increible como los humanos los ven como la cosa mas tierna y adorable del mundo. Literalmente son humanos chicos que lloran, vomitan y no hacen nada por si solos. No entiendo como quieren tener tantos.

Lo se, lo se. Es ridiculo que tenga este miedo, pero no lo puedo evitar. Estan en mis peores pesadillas, o cuando no me puedo dormir es por ellos.

Ojala que solo sea un mal sueño, y cuando me despierte, sean las cositas mas tiernas y encantadoras que haya visto.

Tercer puesto - Hablemos de negocios, de Milagros Ruppel

Tengo ascendencia alienígena y por eso muchas personas me preguntan cómo hacer negocios, relacionarse o comunicarse con los aliens, así que aquí les traigo la explicación para cuando viajen a Marte, o al planeta que deseen. Tengan en cuenta que los aliens se manejan de una manera peculiar, por lo cual se tienen que tomar esto en serio.

Primero, tienen que aprender el idioma alienígena, o saber un idioma internacional que sepan los aliens y los humanos, como el chino, el eslovaco o el martanles (los que más lo hablan son los habitantes de Marte). Hay cursos online en donde participan aliens y personas de toda la galaxia. El link es: www.aprendeidiomasconsuzyymarta.com

Cuando ya saben un idioma tienen que conseguir un vuelo para ir al planeta que deseen. Si ya tienen su boleto de cohete, ¡genial! Si no, no creo que puedan conocer aliens, a menos que sepan a quién quieren contactar y tengan su número de teléfono.
Ahora empieza lo importante: el momento en que se encuentran con aliens.

Si quieren tan solo charlar o comunicarse con el alien, salúdenlos en su idioma natal y luego comiencen una charla normal en el idioma que habla el alien (les pueden preguntar qué idioma hablan, no se lo tomarán mal). Eso es todo lo que necesitan saber para conocer más a un alien.
Ahora comienzan los encuentros por trabajo.

Si quieren realizar negocios tienen que saludarlos de una manera particular. Levantan su mano, y juntan el dedo índice con el del medio y juntan el anular con el meñique. Luego separan un conjunto del otro. Ese es un saludo de paz.
No vayan vestidos con traje o de negro, porque los aliens lo toman como que es un funeral, o lo va a ser... Pero tampoco vayan con pijama, porque piensan que no los tomas en serio y te dejan plantado (tengan cuidado porque puede suceder literalmente). Así que vístanse como si fueran a ver a un amigo o a una cena familiar no muy formal. Aunque lleven puesto el traje espacial, los aliens pueden saber cómo se visten, así que tengan cuidado.

También tienen que llevar un regalo, especialmente artefactos lujosos o joyería, porque así confían en vos. No hace falta que sea muy grande, ni muy ostentoso, ya que pensarán que los quieres comprar, sobornar o que quieres algo de ellos (aunque así sea, no está bueno demostrarlo). Pero tampoco tiene que ser muy pequeño y barato porque pensarán que eres tacaño o que piensas que son tontos.

Un alien demuestra confianza cuando te devuelve el saludo o cuando te sigue la conversación. Si se muestran molestos o incómodos (pueden reaccionar de diferentes maneras: mordiéndose el dedo meñique, golpeándose el pecho o cruzando las piernas), tu deber es salir corriendo (o flotando) o alejarte lo que más puedas.
Si todo sale bien, invítalo a cenar o agradécele. No le pidas su número telefónico, espera a que el alien te lo pida, porque si no se puede llegar a enojar.
Siempre, pero siempre, es muy importante que vuelvas a hacer el saludo al final porque si no... va a haber problemas.
¡Mucha Suerte!

A la dulce semilla le dan cosquillas, de Milagros Ruppel

Había una vez, en una pradera muy lejana una pequeña semillita.
A la semilla le encantaba ser semilla, porque podía rodar por el pasto, acostarse a tomar solcito. Y cuando se hacia de noche, dormía adentro de la cáscara de nuez tapada con el pétalo de una flor. La vida de semilla era muy feliz. Pero un día, semilla se encontró con su amiga la rana Margarita. Y semilla le dijo: -¡Hola Margarita!, ¿Cómo estas?- Bien- le dijo la rana, -¡tanto tiempo sin vernos! - ¡Si!, pero tengo que decirte algo semilla- ¿Qué cosa?- mi papá ayer me dijo que vos en poco tiempo ya no vas a ser mas una semilla- ¡¿Qué!?, ¿entonces que seré? Rana:-no me dijo-
Pobre semilla, cuando su amiga le dijo que en poco tiempo no iba a ser mas una semilla se asustó.
Cuando semilla llegó a su casa hongo, se acostó en la cama y trato de dormir, pero no pudo porque sentía un cosquilleo en todo el cuerpo. Intentó todo para poder dormir, darse un baño en el arrollo, tomar un vaso de sabia de árbol, pero nada funcionó. Así que salió un rato a tomar aire fresco, pero cuando salió se dio cuenta de algo, tenia una pequeña hoja saliendo de su cabecita de semilla ¿Qué hacia esa hoja ahí?, trató de sacársela pero fue inútil. De repente le empezaron a crecer unas raíces, y mientras le crecían hojas y raíces sentía muchas cosquillas. Pasó la noche, y cuando semilla se despertó ya no era más una semilla, era una pequeña plantita -¿Qué me pasó?- dijo semilla preocupada. ¿Por qué me siento tan extraña?- Margarita justo estaba pasando por ahí y la escuchó gritar, -¿Qué pasa semilla?- ¡Lo que pasa es que pasó lo que tu papá dijo que iba a pasar!, ¡ya no soy mas una semilla! Soy... soy... un brote, creo. -¡Hay nena!, ¡no te preocupes! Que estas preciosa, -¡Gracias Margarita!- ¡no hay problema! (Se dan un abrazo), pero ahora me quede con una duda, -¿Cuál?- ¿Y si mi papá es adivino?- ¿Por qué decís eso Margarita?- porque el ya sabía que vos en algún momento ya no ibas a ser mas semilla- ¡Jajajaja!, pero el seguro lo sabía porque debe ser normal ¿no? - Seguro semilla, seguro- Las dos pasaron toda la tarde charlando, hasta que Margarita se tuvo que ir a comer. Después de un buen rato se hizo de noche, semilla se tapó con un pétalo que le dio Margarita antes de irse, y se fue a dormir. Y así pasaron los días, hasta que llegó el día en el que le empezaron a crecer unas pequeñas ramas a semilla. Semilla estaba muy emocionada por ver en que se convertiría. Después de unos días semilla empezó a ser mas alta y mas alta, ¡ya era mas alta que Margarita! Y también empezó a ser mas ancha. Y un día volvió a venir Margarita, -¡nena estas enorme!,- Semilla se rió y estuvieron toda la tarde contándose chistes. Se hizo de noche y Margarita se fue a cenar. Días después, semilla se fue transformando hasta que se convirtió en un gigantesco, enorme y hermoso árbol. Había quedado hermosa, todos los de la pradera la empezaron a llamar el árbol dulce, porque era tan dulce como la miel.

Cómo tocar las nubes, de Albertina Fernández

Hoy , les voy a enseñar a como tocar las nubes , suena difícil, ¿no? pero es tan fácil como depender de su imaginación.
Toma nota .
Se va a necesitar mucha paciencia y dedicación, ya que no sale a la primera.

Primer paso: Vas a tener que ir a la habitación de tu mamá y buscar muchos zapatos de tacos altos, cuantos más mejor.
Y los vas a juntar a todos.
Los podes pegar con cinta, esto va a hacer que parezcas más alto y sea más fácil.

Segundo paso: Vas a pedirles a tus vecinos que te presten la escalera de patio, que seguro tienen, y las vas a posicionar a todas en el lugar en el que quieras subir, donde estén las nubes que quieras conocer mejor dicho .
Tercer paso: Te tendrás que poner los tacones (cuidado con no caerte ) y vas a subir por las escaleras . Vas a seguir subiendo hasta que llegues a la altura de las nubes y te vas a sentar en una de ellas, no tengas miedo, son como unos almohadones de algodón.

Mucha gente dice que no es posible sentarse ya que te puedes caer, pero eso no es verdad .
No se si esto contara como un paso pero te recomiendo llevar un presente, no se, una flor de tu jardín , una pluma, una hoja, lo que encuentres por ahí a las nubes les gusta .
Esto te servirá para tener más confianza con ellas . También, te recomiendo que las visites seguido, ya que si las ves un día y a la semana nunca más, eso las entristece y van a llorar, básicamente harás que llueva, las nubes son muy sensibles .
Bueno eso es todo, si tienes alguna duda, no lo pienses dos veces y pregúntamelo, ¡me gustaría ayudarte! . Suerte . . .
FIN

La carta del Larousse, de Guadalupe García Paytas

Hola, soy el Larousse, el diccionario de Guada. De color blanco y con un difuminado de los colores del arcoíris en mi tapa, contratapa y lomo. Nací en el año 1996. Siempre estoy en la misma biblioteca, limpia y grande, junto a mis tres mejores amigos: La Luna del 1 al 10, El Club de Tea y El Principito, pero tenía un problema y un día caluroso, decidí escribirle una carta a Guadalupe.
GUADA:
Soy el diccionario Larousse. Te quiero pedir que me cambies de lugar, no quiero estar al lado de Gaturro. Agatha me molesta todo el día y Gaturron siempre me obliga a comer cosas abundantes. Shrek y Coco, son insoportables, hablan mucho.
Te cuento, que la protagonista del Diario de Pilar, me lleva una vez por semana a un país distinto, hoy fuimos a Perú, me encantó tanto, que compré todo lo que llegaba a mi vista. Todos los días descubro palabras nuevas y me las como para que se junten en mi estómago con las demás.
Mafalda e Inodoro Pereyra, me hacen reír siempre. Los libros de Julio Verne, me atraen, por eso verás que algunas veces no estoy en la biblioteca, ya que voy a dar un paseo al centro de la Tierra o alrededor de la Luna.
¿Y qué me decís con Harry Potter? todo el tiempo está con esa varita mágica, una vez casi me deslomo, me hizo flotar y caí, pero de pronto, hizo un hechizo, me detuvo en el aire y volví a mi lugar... me enfurecí mucho.
Los del club de Tea, son muchos, pero mi amigo es el último, Tras la pista del tulipán negro, porque las roedoras que están en ese cuento, buscan algo en mi país favorito: Holanda.
Desde que estoy aquí, aprendí más sobre el cuerpo humano, astronomía, historia y tecnología, con los libros del bibliotecom. Con mis otros amigos, los diccionarios, Santillana, el de inglés y el de sinónimos y antónimos, discutimos sobre las palabras.
El de Manuel Belgrano, todos los mediodías, va donde estoy, me deja un plato de palabras nuevas y me cuenta sus historias.
Por las mañanas, busco setas para que el Ickabog pueda alimentarse.
En las madrugadas, cuando vos estás durmiendo, voy con Matilda a una biblioteca inmensa que tiene los mejores libros, ella me enseñó uno que muy interesante: El Apasionante Origen de las Palabras. Me emocioné tanto, que en una hora ya me había comido las palabras nuevas que me faltaban.
Te cuento que cuando tenés clases virtuales, saco el libro de los dinosaurios, voy a la alacena y busco un paquete de galletitas Oreo (por eso después de la clase decís ¿Dónde están?). Luego subo al respaldo de tu silla y sin que vos te des cuenta, observo apasionado la clase de Lengua. Pero esos días de Matemática, me aburro mucho, prefiero las letras.
Bueno Guada, gracias por leer esta carta y por favor ubicame donde está Cuentos de Buenas Noches para Niñas Rebeldes. Tu amigo Larousse.
Guada recibió la carta y se puso muy feliz. No podía creer que un libro quieto y silencioso podía tener vida. Ella lo cambió de lugar y él se acurrucó de nuevo para dormir una tranquila siesta.

Lila, la cucaracha mas limpia, de Julieta Martínez

CUCARACHEANDO ANDO..

La cucaracha Lila se enfrenta a un dilema, seguir los pasos de su familia o aventurarse en crear su propio negocio.
Ella como toda su familia vive de la basura, obviamente, es una Cucaracha, desde siempre la vida de estos insectos ha sido la misma.. vagar de bote de basura en bote de basura, buscando los restos de comida que pueda servir de alimento para ellos o sus cucarachezcos familiares y también vender.

El negocio de venta de comida basurera de sus padres ha crecido muchísimo, y como es de esperar quieren que ella y sus 155 hermanas sigan el legado familiar.¡¿Como podría ella revelar su secreto?! ¡¿Como les explica lo que siente día a día?!Ustedes se preguntaran cual es su gran dilema y les digo : Le tiene fobia a la suciedad y a las enfermedades.. Si, así como lo leen, una cucaracha mas limpia que el animal mas limpio que conozcas..

Lila le teme a todas la enfermedades del mundo, tiembla cada vez que debe revisar la basura en busca de comida o elementos que puedan vender sus padres en el negocio familiar. Con solo pensar en virus se enferma y pasa sus noches sin dormir, deseando poder superar su fobia, pero nunca lo logra.
La fobia de Lila empezó el año pasado cuando una noche se sentó en la tapa de un basurero para ver el bellísimo y sucio paisaje. De repente empezó una gran tormenta y un enorme rayo cayó cerca de donde estaba ella, se asustó tanto que pegó un gran salto y calló dentro de una lata vieja y sucia. Estuvo ahí dentro durante horas hasta que sus papás llegaron a rescatarla. La buscaron por todos lados pero no la encontraron, la madre entró en pánico y empezó a gritar:¡¿Lila donde estas?!a lo lejos se escucharon gritos que venían de una lata, fueron lo más rápido posible y la sacaron de ahí. Cuando volvieron a casa Lila estuvo enferma por una semana.

Ella se acuesta todas las noches, muy coqueta con su pijama perfumado, su moño de cinta reciclada y sus antifaces de papel tissue y elásticos ,en su cama hecha con una lata, totalmente desinfectada, tapada con un barbijo nuevo que pudo encontrar en las afueras de un hospital, y ruega a las estrellas no haberse contagiado ninguna enfermedad durante su día laboral.

Lilita, como le dicen sus amigas, cree que sus padres y familia no la entenderán, pero yo creo que cambiaran de opinión si les explica el pánico que siente cada vez que debe tocar esos focos de infecciones o el temor a las enfermedades que no la dejan dormir, y les muestra su espíritu y ganas de emprender un nuevo negocio, algo nunca visto en los basureros del mundo de los insectos, ella quiere crear el primer hospital cucarachezco del mundo, con las mas estrictas medidas de limpieza y cero infecciones.
Yo estoy segura de que ellos van apoyarla para que sea feliz, supere sus fobias y cumpla sus sueños, ya que eso hace la familia, alegrarse por nosotros y ayudarnos a superar nuestros miedos. Y si alguna vez a una cucaracha, muy coqueta, ofrécele un lugarcito limpio donde dormir.. Quizás es Lila..

Necesitamos un elefante, de Samuel Torres

Mucho gusto. Bienvenidos a la Ciudad Pterygota, en el sur de la orgullosa nación de Animalia. Somos los González Artrópodos, una gran familia que vive en una reserva de insectos... Sí, insectos. Hay de todo tipo: libélulas rosadas, mariposas alas de estrella, arañas de doce patas, luciérnagas con luces neón, escarabajos de caparazón rojo, etc.

Como ven, conformamos una gran comunidad de animalitos y bichitos que vivimos en un hermoso hábitat. Cualquiera de ustedes nos puede visitar. Pero no estamos completos: necesitamos a un elefante...

Los elefantes son altos, de gran tamaño. Necesitamos a uno que nos proteja cada martes en la tarde. Porque ese día, en Animalia, suelen llover gotas de azúcar con chocolate.

Los elefantes tienen una trompa muy larga. Necesitamos a uno que quiera jugar a saltar la cuerda con los ciempiés maratonistas.

Los elefantes tienen dos colmillos. Necesitamos a uno que enseñe a los escarabajos de caparazón rojo a cepillarse los dientes; de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo...

Los elefantes tienen orejas enormes que parecen alas. Necesitamos a uno que le enseñe a aletear a las hormigas aviadoras.

Los elefantes son graciosos. Necesitamos a uno que haga reír a las avispas dormilonas para que se mantengan despiertas.

Los elefantes son protectores. Necesitamos a uno que cuide las fronteras de Ciudad Pterygota cuando nos invadan los sapos cabezones e intenten devorarnos.

Los elefantes son pacíficos. Necesitamos a uno que converse con las abejas que hacen yoga cuando discutan con los abejorros fiesteros.

Pero lo mejor de los elefantes es QUE NO COMEN INSECTOS.

Por eso estamos dispuestos a adoptar uno. Deseamos enseñarle a vivir entre nosotros. Estamos seguros que aquí, en Animalia, lo haremos sentir como en casa.

Ciertamente, sabemos que él es muy grande y nosotros muy pequeños. Pero eso no nos asusta. Valoramos sus fortalezas y sus debilidades. Sabemos que él nos cuidará. Y nosotros lo protegeremos de esos ratones voladores de dientes amarillos que tanto lo asustan...

PASOS PARA TENER A UN ELEFANTE AFRICANO DE MASCOTA (100% real NO FAKE), de Eva Beibe

El primer paso, es ir a buscar un elefante a África en balsa, (Si, si o si a África. Sino no sirve) mas precisamente, a la región de Cochuimba, y hacerle masajes en la rodilla izquierda, hasta que te coma.

Una vez que estas adentro del elefante, vas a ir a buscar al páncreas, un botón parecido a un triángulo, con la punta hacia abajo, de color verde (especifico esto, ya que también hay botones naranjas, azules y marrones). Una vez que lo tocaste, tenes menos de un minuto, para salir del animal, antes de que se encoja (lo más recomendado, es salir por la boca; pero si no podes, no vas a tener más remedio que salir por la cola).

Una vez que el elefante se encoja, va a tener menos de 1cm; por eso, vas a agarrar un coco (si no hay, sirve también una caja cualquiera), lo vas a partir a la mitad (al coco, por favor, al elefante no), y lo vas a meter adentro (esta vez al elefante).

Vas a volver a tu país natal (Si sos de África, date la vuelta al mundo, y volve) y lo vas a meter adentro de una heladera por 3 días con 12 horas, 34 minutos y 56 segundos. Nada más, ni nada menos.

Una vez pasado el tiempo, vas a ver que el animal empieza a tener unos 10cm. En ese momento exacto, lo vas a llevar a veterinario, para controlarlo, y ponerle las vacunas (excepto que quieras un elefante rabioso o con garrapatas).

RECOMENDACIONES:
*bañar 1 vez al mes.
*Solo comen bananas, así que no te gastes en comprar otra cosa.

*Cómprale un arenero (como el de los gatos) para que haga sus
necesidades, porque nadie quiere un soretito o un charquito (mejor dicho, CHARCOTE) de pis de elefante cerca de la almohada ¿no?

*Cómprale juguetes (como para perros) porque son muy ansiosos, y te pueden romper todo.

* cada 5 meses, están en celo, así que encerrarlo en una habitación, para que no se vean con nadie, más que con vos (ni siquiera con otros animales, ya que puede salir una mutación. Por ejemplo; el pelefante)

*El celo suele durar entre 3 y 5 días.

Un oso misterioso, de Milagros Zuberbuhler Mosquera

Estoy a punto de contarles la cosa más rara del MUNDO. Pero primero debo contarles que me llamo Camila, tengo la mejor mamá del mundo llamada María, que suele decir que soy despistada, y un hermano llamado Juan. Vivo en California en la casa que compró mi bisabuelo. En mi cuarto tengo una HERMOSA biblioteca a la que amo, un escritorio blanco con un osito amarillo pastel, dos armarios, una mesita de luz, tres estantes llenos de juguetes y una espléndida cama con un acolchado rosa. Ayer recibí una carta de un supuesto “oso de la pared”, al menos eso firma, diciendo lo siguiente:
Querida Camila:
Quería que sepas que te fui conociendo, a propósito, ese vestido verde no te queda nada bien. Siempre te “espío” desde esta pared, sé que tal vez no me viste, pero estoy arriba de tu querida biblioteca. Siempre te veo sacar los libros y no creo que lo sepas pero a mí también me gusta leer, y de vez en cuando espío algún libro. Pero lo que más me gustaría es poder cantar pero por ahora disfruto de hacerlo desde mi interior mental. Me gustaría que me ayudes a poder hacerlo, por eso te escribo, no tengo boca y ahí es donde tú puedes ayudar y dibujarme como solo vos sabes hacer. Te vi que dibujas muy pero muy bien. Creo que si no sabes todavía donde estoy tu amiga Mica sabe, porque se asustó mucho cuando miró la biblioteca y se encontró conmigo. Si no me viste eres muy despistada, tal como dice tu mamá, igual, entre nosotros, sé que sos muy despistada porque puedes ver más de una cosa cuando siempre es el mismo objeto. De hecho todos los días puedes ver algo diferente, en cambio yo veo lo mismo todos los días, por eso me fijo mejor en los detalles. Por cierto, tu teléfono lo metiste en el cajón y la media de Mica se resbaló bajo tu cama. Sé que podremos ser buenos amigos pero la ley del adorno dice que no se puede hablar con su dueño sin autorización, así que te pido tu autorización y... un favorcito más ¿podes ponerme un nombre que no sea el oso de la pared? Siempre quise un nombre, espero que lo entiendas. Desde ya muchas gracias.
Cordialmente, El oso de la pared.
Hoy le pregunte a Mica si me podía decir, o mejor dicho si sabía, dónde estaba ese dichoso oso de la pared y... me miró con cierto temor pero me lo mostró y a mi... me dio un poco de miedo, sin embargo agarré un lápiz negro y un lápiz marroncito, descolgué el oso y le dibujé una boca con una sonrisa muy simpática. Cuando terminé supe que el oso quiso hablarme, pero sin autorización... no pudo. Por eso empecé a escribir una bella carta diciendo que lo autorizaba a hacerlo y lo deje donde estaba la del oso. Al día siguiente ya tenían la respuesta. Me dijeron que mi oso de la pared tenía permiso para hablar pero solo en privado y conmigo. Cuando leí que decía “el oso de la pared” me acordé que mi querido oso necesitaba un nombre y se me ocurrió... Ethan. Sé que suena raro pero me gustó. Y este es el final de la historia y me siento aliviada ahora que Ethan es un oso feliz.
FIN